Chipi y La canalla

CHIPI LA CANALLA

Músico

Antonio Romera “Chipi”,

Arranca el proyecto de La Canalla hace muchos años, pero es en 2008 cuando forma la banda con la intención de vestir sus canciones y mostrarlas al público. Ahora, después de 12 años y tres discos editados, Chipi decide hacer el proceso inverso. Acompañado sólo por Javier Galiana, muestra a piano y voz algunas de las canciones de los anteriores discos y algunas nuevas e inéditas.

Este espectáculo, construido a base de música y palabras, está a medio camino entre el lirismo y lo cómico, entre el folclore y la vanguardia, entre lo sencillo y la vuelta de tuerca. Un alarde de creatividad musical y letrística que van más allá de un recital o un concierto de canciones. En algunos momentos la música sirve de excusa para la canción, en otras es la canción la que sirve como excusa para una reflexión, un monólogo o un poema. Canción, textos, música y letra, se van trenzando hasta crear un recital de historias contadas, cantadas y tocadas.

Ficha técnica:

• Antonio Romera ‘Chipi’: voz
• Javier Galiana: Teclados y voz

RSS:

  • Facebook: https://www.facebook.com/lacanallacopla/
  • Facebook (Chipi) : https://www.facebook.com/chipicanalla/
  • Instragram: https://www.instagram.com/lacanallachipi/
  • Twitter: https://twitter.com/LaCanallaChipi
  • Youtube: http://www.youtube.com/user/lacanallachipi
  • Spotify (audio): https://spoti.fi/3h9X5lc

La Canalla Bio

La Canalla es vanguardia y tradición, ternura y pasión, alegría y descaro… un singular encuentro de jazz y música popular de aire cosmopolita y espíritu
flamenco, llevado al escenario de una manera única, libre, fresca y cautivadora, donde el humor y la ironía sirven de instrumento para contar cosas muy serias.

Creado y liderado por Antonio Romera ‘Chipi’, difícil definir a este grupo gaditano exactamente igual a nadie. Auténticos alquimistas que trasmutan, sin transmutarse, lo exquisito en popular, lo popular en exquisito, en una incesante construcción de su cancionero urbano de copla contemporánea, una continua relectura de la copla y el folclore popular tamizado por un formato musical puramente jazzístico que coquetea con las tradiciones musicales más variopintas, para avistar la copla, el mediterráneo en todas sus costas, el bolero, parando a descansar en la bossa, tropezando con el tango y cayendo en el blues o lo que sea.

Después de su maravillosa ópera prima ‘Flores y Malas Hierbas’ (2010) y del espiritualmente polifónico ‘El Bar Nuestro de Cada Día’ (2013), publican en 2017 “Amor en Crisis” (La Mar Sonora, Feb. 2017), un canto al amor en tiempos de crisis, nuevas crónicas costumbristas de baja alcurnia que tienen como protagonistas a gente excepcionalmente común, con el que vuelve a cosechar unas excelentes críticas de prensa y público.

Con más de un centenar de conciertos a sus espaldas, han recorrido escenarios de España, latino américa y Estados Unidos, participando en eventos como el Festival de Jazz de Canarias, SXSW de Austín (USA), Nocturama Sevilla, Inverfest, Festival Madrid Presenta, Jazz Vejer Festival de la Guitarra de Barcelona, Jazz y Más Huelva, Encuentro Internacional de Quito (Ecuador) o el Spanish Caravan Music Festival de Chicago (USA) entre otros muchos.

Formación Tocata minuta…

ANTONIO ROMERA “CHIPI”

Lo bautizaron en la iglesia como Antonio Romera y en los bares como ‘Chipi’ o “Chipirón”. Investigador autodidacta del folclore andaluz, guionista, autor y compositor de canciones. Fundador y cabecilla de La Canalla, mezcla de literatura, sentido del humor y música de altos vuelos y en el que ha desarrollado en sus tres
discos, lo que denomina “cancionero urbano de copla contemporánea”, un catálogo de canciones que proponen una relectura de la copla y el folclore popular elevados a la máxima expresión.

Además de La Canalla, Pasión Vega, Silvia Pérez Cruz, Salvador Sobral, Las Migas, Julián Maeso, entre otros/as han puesto voz y música a muchas de sus composiciones. Más allá de la música, ha sido guionista de programas y galas de televisión y espectáculos. Ha guionizado para José Corbacho, El Sevilla o Manu Sánchez entre otros.

JAVIER GALIANA (PIANO)

Javier Galiana es un músico de Cádi-Cádi (1975) que se formó con Antonio Reguera y en Barcelona, en la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMUC), y fue su
flamante primer licenciado en piano jazz. Vivió en Río de Janeiro, en Lisboa, un poquito en Nueva York y en la plaza de San Antonio. Forma parte de una suerte de especie protegida: pianistas de una ciudad milenaria que contaba con el Salón Quirell, donde Falla estrenó sus obras juveniles, en la que los padres burgueses compraban pianos para sus hijas sicur como chucherías. Uno de los cien mil pianistas hijos de Manuel de Falla. Gourmet contra los gourmets, vazquezmontalbaniano profundo, borgiano de Thelonius, flamenco de Ellington, el Bill Evans de El Cambalache, Bola de nieve en el sofrito, John Berger metío en manteca, compare del trompetista Julián Sánchez, es el hombre que todo lo arregla: desde las canciones de Silvia Pérez Cruz hasta tangos de carnaval para big band.

Malandro limón que se fue de gira mundial con Manu Chao, estudia a Aristóteles y toca en el Trío Garum, La Canalla, en Tomate, Trío y Cebolla, en Tumbando a Monk y en doscientos grupos más.

Ha escrito, música para teatro, de músico actor. “Espejo, capricho escénico” fue nominada a los Premios Max y ganó el premio Lorca a la composición musical. A
escrito, dirigido y grabado la Suite Trafalgar, de la que dicen maravillas, entre otros Faustino Núñez y José Miguel López, de Discópolis. Y ha colaborado con el escritor David Monthiel para pasearse por Cádiz y sus cosas en “Cádiz dentro de un piano” Galiana es de los que prefieren tocar. El hecho físico de estar en el sitio y en el lugar, la experiencia compartida de la música, la vibración del cara a cara, suceso este que le es perjudicial de cara al mercado de grabaciones, ya que nunca está al día con las cuentas del capitalismo de la grabación. Quizá por eso habla de los ratones que acaban en un disco frente a la vivencialidad del directo, de la improvisación, del aquí y ahora. Galiana juega aún y hace posible que siga mereciendo la pena el acto creativo. Sigue tocando. Componiendo música. Arsa.